¿Va a tener MELLIZOS?

By 9:40


Cuando una mujer descubre que está embarazada de más de un bebé es común que al principio pueda reaccionar con sentimientos negativos o ambivalentes. Es importante saber que es esto es normal y así hay que aceptarlo.

También es frecuente que el embarazo múltiple signifique mayores cuidados por parte de la madre e incluso períodos prolongados de reposo. Si es así, la futura mamá se puede sentir deprimida y preocupada. Entonces es bueno que se anime a pedir ayuda a sus seres queridos, conversar con ellos sobre lo que necesita ahora y por qué no, lo que piensa necesitará luego que nazcan los bebés. La familia y amigos pueden ayudar con las tareas domésticas, cocinar, lavar, etc, todo aquello que alivie el peso de la casa y de las tareas.

Probablemente se preguntará si podrá darle el pecho a sus hijos ahora que sabe que serán dos. Si bien requerirá de un mayor esfuerzo sí es posible hacerlo. La naturaleza ha previsto que, además de otros motivos, la madre tenga dos mamas que le permiten dar de mamar a dos bebés a la vez. Así también, la producción de leche se regulará según la exigencia de los bebés. Y el principio general se sigue aplicando: a mayor estimulación, mayor producción. Si bien el cansancio influye en la mujer, existen otras ventajas de la lactancia materna que compensan este factor. Sumado a las ventajas que la lactancia materna tiene para todo bebé, en este caso se suman algunos beneficios:

· La lactancia hace contraer el útero de la madre. Esto es especialmente importante tras un parto de más de un bebé porque el útero se ha estirado todavía más de lo normal a fin de alojar a los dos bebés.

· Al dar el pecho, es seguro que la mamá pasará mucho tiempo abrazando a sus bebés cada día. Este contacto fomenta los sentimientos de apego. Muchas madres con varios bebés encuentran que se sienten naturalmente más atraídas a uno de ellos, especialmente cuando están separados después del parto. A través de la lactancia la madre dará a cada bebé el contacto piel a piel y los abrazos que cada uno de ellos necesita y ella recibirá la respuesta que cada uno de ellos le de, desarrollando así una relación cariñosa.

· La lactancia ahorra de ocho a diez horas a la semana. Esta cifra se calcula con base al supuesto de que en algunas ocasiones los bebés mamen al mismo tiempo y en otras mamen por separado. El tiempo ahorrado representa lo que la madre ahorra al no dedicarse a comprar el complemento y preparar las mamaderas.

· Las hormonas que se liberan al dar el pecho relajan a la madre. Esto es especialmente importante cuando se tiene que calmar a dos bebés llorando al mismo tiempo.

· La leche materna es el alimento perfecto y proporciona defensas a los bebés para combatir las enfermedades. Los estudios han demostrado que los bebés amamantados se enferman menos en su primer año de vida. Este es otro factor que permite el ahorro de tiempo a la madre de varios bebés.

· La leche materna está siempre a la mano. No hay necesidad de esperar para calentar la leche mientras los bebés lloran, no hay que andar cargada de leches y mamaderas, no hay que pensar si se nos terminó el complemento, si estará bien preparado, etc.

· Importantes ahorros económicos. Sabemos el alto precio de las leches de complemento que en el caso de mellizos se multiplica por dos. Así también se ahorra en la compra de mamaderas, energía para prepararlas y calentarlas, y se ahorra en todos los gastos relacionados a la alimentación artificial.

PREPARATIVOS DURANTE EL EMBARAZO

La mujer que espera un parto de más de un bebé tiene mayores necesidades nutricionales que la que espera un solo bebé. Necesita ingerir alimentos en calidad y cantidad que cumplan los requerimientos diarios. Si ha tenido una buena alimentación la lactancia le será más fácil desde un principio.

Es importante que converse con su médico/a sobre el parto, y es frecuente que la posibilidad de una cesárea sea mayor. Es bueno saber a qué atenerse, conocer cómo sucederá todo para estar bien preparada. Converse con su médico/a y haga todas las preguntas que considere necesarias, tanto sobre el parto como lo que pasará luego que nazcan los bebés.

Toda madre necesita ayuda luego del parto, pero en el caso de una madre con varios bebés es fundamental que programe tener ayuda en las tareas domésticas al menos durante los primeros meses. Es importante tener en cuenta que la ayuda es para estas tareas, no para cuidar a los bebés. Es mejor que el tiempo libre para la mamá sea para poder dedicarle más tiempo a los bebés. Y para estar más libre para sus hijos se necesita la mayor cantidad de ayuda posible.

A veces los dos o alguno de los bebés necesitan mayores cuidados, lo que hará que tengan que estar separados de la mamá. Entonces es importante que se

familiarice con la posibilidad de tener que extraerse leche para que se la den a su o su o sus hijos.

Es normal que los primeros días después del parto la cantidad de calostro o leche sea pequeña. La leche puede “”bajar” al tercer o cuarto día y recién allí notará un aumento de la producción.

DESPUÉS DEL PARTO

Para establecer un volumen de leche adecuado es necesario saber que cuanto más a menudo se de el pecho, más leche se tendrá. Dar el pecho desde el inicio y con frecuencia es especialmente importante cuando hay varios bebés. Si la mamá tiene que estar separada de sus bebés, la extracción de leche puede ayudar a aumentar su producción y dar una alimentación nutritiva a los bebés. Si los bebés

están con la mamá es importante que mientras están internados el alojamiento conjunto permitirá dar el pecho con mayor comodidad y de acuerdo a las necesidades de los niños/as.

Es mejor evitar la mamadera ya que a veces, al ser diferente la forma en que ésta se toma y como se toma el pecho, luego se dificulta cuando los bebés se prendan al pecho. El evitar las mamaderas y los chupetes al menos durante las primeras semanas ayudará a establecer un buen volumen de leche y estimular a los bebés a succionar con mayor eficacia.

La mayoría de las madres con más de un bebé encuentran que a veces es más fácil darles el pecho juntos, aunque en otros momentos les parece más fácil hacerlo por separado. Si uno de los bebés tiene problemas para prenderse al pecho o para succionar, quizás sea mejor que la mamá le preste toda su atención mientras mama. La lactancia simultánea normalmente se vuelve más fácil a medida que los bebés crecen y tienen más práctica en prenderse al pecho. Se recomienda ir cambiándolos de pecho para que ambos pechos estén igualmente estimulados (los bebés no siempre tienen la misma fuerza de succión) así como los bebés experimentan distintas posiciones lo que es bueno para su desarrollo.

La lactancia simultánea puede dar lugar a un aumento en el nivel de prolactina en la madre y estimular a una mayor producción de leche. Sin embargo los bebés no siempre están interesados en tomar al mismo tiempo además que a veces las madres prefieren dar el pecho por separado para prestar más atención a cada bebé. La mamá tendrá que probar y decidir cuál sistema le funciona mejor, tanto para ella como para los bebés.

Hay varias posiciones para dar de mamar simultáneamente a los bebés. Mientras son pequeños, es bueno utilizar almohadas o almohadones para apoyar a los bebés así están más cerca del pecho y la mamá no tiene que hacer tanto esfuerzo

para sostenerlos en sus brazos. Así también es importante que la madre esté cómoda, sentada o acostada.

Algunas posiciones sugeridas son:

Posición atravesada. La madre se sienta erguida sosteniendo a los dos bebés en la posición tradicional cargando uno en cada brazo. Las cabecitas descansan en los antebrazos de la madre que puede poner un almohadón debajo de los codos para estar más cómoda.


Posición paralela. Se sostiene a un bebé en la posición tradicional y el otro se sostiene en la misma dirección con las piernitas al costado del cuerpo de la mamá con la mano de ella sosteniendo su cabeza.


Debajo de los brazos. Es especialmente cómodo para la madre que ha tenido cesárea ya que los bebés no se apoyan en su abdomen. Se recomienda poner una almohada a cada lado de la madre que apoyará en cada una a un bebé y sostendrá la cabecita de cada uno con su mano.


La posición adecuada de prenderse al pecho es importante para evitar las grietas del pezón. Hay que observar bien que los bebés tomen el pecho con la boca bien abierta e incorporen el pezón y la mayor parte de la aréola. Sus cabezas deben estar bien enfrentadas al pecho. Sus bocas deben estar como “bocas de pescado”, o sea con los labios hacia afuera. Si no se prendieran bien, se los puede retirar del pecho introduciendo el dedo meñique en la comisura de sus labios. Es difícil observar a los dos bebés cuando maman al mismo tiempo, pero es un esfuerzo importante mientras ellos aprenden a succionar correctamente y de

esta manera se evita que lastimen a la mamá y nos aseguramos que tomen la cantidad de leche que necesitan.


Si los pechos duelen no es por la frecuencia o duración de las mamadas sino por una mala colocación, y eso se puede corregir.

Cada mamá con más de un bebé tiene que resolver por si misma los detalles prácticos según las necesidades de cada bebé y sus propias preferencias.

Hay que tener en cuenta que existen períodos de crecimiento acelerado en que la necesidad del consumo de leche aumenta durante varios días. Esto es frecuente que suceda alrededor de las tres semanas, seis semanas y tres meses. Durante estos períodos los bebés maman con más frecuencia para aumentar la producción de leche de la mamá y así cubrir sus necesidades. Hay que estar preparada para esto y no pensar que su leche ya no alcanza para sus hijos. Luego de unos días volverán a mamar con frecuencia que lo hacían anteriormente.

Ante cualquier duda puede consultar a la Liga de la Leche Internacional Grupo Uruguay, asociación civil sin fines de lucro dedicada al apoyo, promoción y protección de la lactancia materna. Recibe consultas telefónicas por el 099606174 y realiza grupos de apoyo madre a madre para la lactancia materna.

Información obtenida de “Lactancia Materna. Libro de respuestas”. La Liga de la Leche Internacional, 2002.-

You Might Also Like

0 comentarios