¿Cómo saber si su bebé amamantado está obteniendo suficiente leche?

By 6:59

• Puede ser que su bebé sólo moje uno o dos
pañales al día durante el primer día o dos
después del parto. Alrededor del tercer o cuarto
día, incrementará el número de pañales
mojados de seis a ocho pañales de tela bien
mojados, o de cinco a seis desechables.

• Durante el primer día o dos, su bebé
evacuará meconio, una evacuación gruesa
como brea de color verde negruzco. El bebé
comenzará a tener por lo menos de dos a cinco
evacuaciones diarias comenzando alrededor del
tercer día después de su nacimiento. Ya para el
quinto día, las evacuaciones normalmente
serán muy sueltas (aguadas) y de color amarillo
brillante. La cantidad deberá ser por lo menos
como el tamaño de una moneda de veinticinco
centavos norteamericanos (2.5 cm.)

• Su bebé puede perder hasta el siete por ciento
del peso de su nacimiento durante los primeros
tres o cuatro días de nacido. Una vez que su
producción de leche sea abundante, ya para el
tercero o cuarto día, puede esperar que su bebé
empiece a aumentar de peso. Deberá recuperar
su peso de nacimiento cuando cumpla 13 o 14
días de nacido. Después de eso, la mayoría de
los bebés amamantados aumentan un
promedio de 6 onzas (170 gr.) por semana, o
una libra y media (680 gr.) por mes, durante
los primeros cuatro meses.

• Su bebé amamantará frecuentemente, por lo
general de cada hora y media a cada tres horas,
por un promedio de 8 a 12 veces en 24 horas.
La lactancia frecuente durante los primeros
días ayuda a establecer una buena producción
de leche.

• Algunos bebés maman muy seguido durante
algunas horas y después duermen por varias
horas. A esto se le llama ………Las tetadas no
siempre tienen intervalos regulares.

• No trate de ponen horario a las tetadas; siga
más bien las señales que le da su bebé cuando
tiene hambre. El llanto se considera como una
señal tardía del hambre.

• Usted sabe que su bebé está tomando
suficiente leche cuando se ve sano, tiene buen
color, su piel es firme, se ve más llenito, le está
creciendo su cuerpecito y la circunferencia de
su cabeza, y está activo y alerta.
Si necesita incrementar su producción de leche

• Obtenga ayuda. Si su bebé no está
aumentando bien de peso, o está perdiendo
peso después de los primeros días, póngase en
contacto con alguien conocedor de la lactancia
materna. Por lo general, la líder de la Liga de la
Leche u otro especialista en amamantamiento
pueden ayudarla a mejorar las técnicas de
lactancia, y a resolver pronto la situación. Será
necesario que también se mantenga en
contacto con el médico del bebé, ya que en
algunos casos la subida lenta de peso puede ser
un indicador de un serio problema de salud.

• Lacte frecuentemente durante todo el tiempo
que el bebé quiera amamantar. Un bebé
soñoliento necesitará ser despertado y animado
a mamar frecuentemente. La lactancia
frecuente ayuda a establecer una buena
producción de leche. Entre más frecuente se
estimulen los senos más leche producirán.

• Ofrezca ambos senos en cada tetada. Esto
asegurará que su bebé obtenga toda la leche
disponible y que ambos senos sean estimulados
frecuentemente. Permita a su bebé que le
indique cuando ha terminado con el primer
seno, y después ofrezca el segundo. No intente
limitar el tiempo de cada tetada.

• Asegúrese que el bebé esté colocado
correctamente al seno y que esté bien
afianzado. Los labios del bebé deberán estar
sobre la areola (el área oscura alrededor del
pezón), lo más lejos posible del pezón. Debe
poder escuchar cuando el bebé traga. Si no está
segura de que el bebé está succionando
correctamente, o si siente alguna molestia en
el pezón cuando mama el bebé, solicite ayuda a
su Líder de La Liga de la Leche o a algún otro
especialista en lactancia.

• Para mantener a su bebé interesado en amamantar
intente la compresión de los senos. Presione firmemente
con el pulgar de un lado y los dedos del otro para
incrementar el flujo de leche. Continúe presionando hasta
que el bebé ya no succione activamente; entonces suelte.
Circule los dedos alrededor del seno y presione
nuevamente. Ahora cambie al otro seno, utilizando ambos
senos dos veces en cada tetada. Presione firmemente pero
sin lastimar el tejido del seno.

• De a su bebé únicamente leche humana. Si su bebé ha
estado recibiendo suplementos de fórmula, no lo
descontinúe repentinamente. Conforme usted va
mejorando sus técnicas de lactancia, y su producción de
leche incrementa, podrá gradualmente reducir la cantidad
de suplemento. Pero deberá observar los pañales mojados y
con excremento para asegurarse que el bebé está
obteniendo suficiente leche.

• Atienda a su propia necesidad de descanso,
relajación, de una dieta adecuada y suficientes líquidos.
Cuidarse a sí misma ayudará a su producción de leche e
mejorará su sentido general de bienestar.

• Considere la posibilidad de tomar hierbas
medicinales o medicamentos para incrementar la
producción de leche. Muchas madres aseguran que las
hierbas medicinales pueden tener un efecto positivo en su
producción de leche. Consulte a algún experto antes de
usarlas por si misma.

• Si tiene más preguntas o dudas comuníquese con
su líder de La Liga de la Leche (800 LALECHE o
www.lalecheleague.org), con una certificada consultora de
lactancia (www.ILCA.org) o con otro especialista en
lactancia materna. Recuerde que un bebé que no está
subiendo de peso adecuadamente necesita ser evaluado
regularmente por un médico.

FALSAS ALARMAS
Algunas madres piensan que sus bebés no están tomando
suficiente leche cuando en realidad están tomando lo
necesario. Algunas “falsas alarmas” que preocupan a las
madres
son:

• Sus pechos repentinamente parecen suaves. Esto le
sucede a casi todas las madres una vez que la sensación de
llenado desaparece. Esto no significa que está produciendo
menos leche; solamente quiere decir que su producción se
ha ajustado a las necesidades de su bebé.

• Sus pechos ya no se escurren entre tetadas. Esta es otra
indicación de que su producción de leche se ha adaptado
ya a las necesidades de su bebé. Algunas mamás continúan
escurriendo incluso después de los primeros meses; otras
casi no escurren. Esto no está relacionado con la cantidad
de leche que está produciendo.

• Su bebé parece inquieto. Muchos bebés tienen un
período de inquietud durante el día que no está
relacionado con el hambre. Algunos bebés necesitan
mucha estimulación y actividad; otros necesitan ser
calmados y tranquilizados. Usted aprenderá cómo
responder a su propio bebé al ir encontrando las maneras
de confortarlo. Si su bebé inquieto se calma cuando usted
le da el pecho, entonces amamántelo. Pero no tome esto
como señal de que no está obteniendo el suficiente
alimento.

• Su bebé, repentinamente desea amamantar más seguido o
parece tener hambre otra vez inmediatamente después de
haber comido. Los bebés atraviesan por un período de
crecimiento rápido cuando tienen 2 o 3 semanas y otra vez
a las 6 semanas y a los 3 meses. En estos períodos parece
que desean amamantar más seguido durante algunos días.
Se cree que esta es la forma que los bebés utilizan para
incrementan la producción de leche para satisfacer sus
necesidades.

• Su bebé repentinamente disminuye la duración de las
tetadas, tal vez hasta 5 minutos más o menos en cada seno.
Conforme los bebés crecen se vuelven muy eficientes para
sacar la leche, por lo que esto es una señal positiva de que
la lactancia se está llevando a cabo en forma correcta. No
hay por qué preocuparse.
Las madres a través de los años has sido capaces de
producir toda la leche que sus bebés necesitan y más. En
algunas circunstancias especiales, por cuestiones de saludo
u otras complicaciones, las madres podrían tener una razón
para monitorear cuidadosamente el peso de su bebé para
asegurarse que está obteniendo suficiente leche.
Mantenerse en contacto con La Liga de la Leche puede
casi siempre proveer el apoyo, la información y el estímulo
que las mamás necesitan para asegurarse que están
produciendo la leche que sus bebés necesitan.

Traducción: Lucía Canales de Stone 2005 La Leche League
Internacional, November 2005

You Might Also Like

1 comentarios

  1. Por fin encuentro una respuesta a mis dudas! la mayoría de la información disponible sobre lactancia se refiere a las primeras horas y semanas de vida del bebé. Mi hija tiene dos meses y de repente tengo la sensación de producir menos leche de la suficiente. Como ella toma regularmente una memita de mi leche o de complemento y además tomó el chupete desde el principio (era hipersuccionadora) me atacó un sentimiento de culpa y mucho miedo de haber estropeado su lactancia. Este artículo me deja mas tranquila, muchas gracias!!

    ResponderEliminar